El llanto de los niños refleja la crítica situación que a diario se vive en la unidad de covid-19 en el Robert Reid Cabral

SANTO DOMINGO.- Con el cansancio de la acumulación de noches en vela y la impotencia por no estar con sus pequeños, las madres de los niños internos en el Hospital infantil Robert Reid Cabral afectados gravemente por el Covid-19 mantienen la esperanza en que prontos sus vástagos puedan superar la enfermedad. Algunos padres afirman que hubo demora en el traslado de sus hijos hacia el centro médico por lo que llegaban en condiciones críticas de salud.

El llanto de los niños refleja la crítica situación que a diario se vive en la unidad de covid-19 en el Robert Reid Cabral.

Se trata de una bebé que nació prematura, cuyo padre recibió hoy el alta médica, tras permanecer dos semana recibiendo atenciones de salud en el Hospital Moscoso Puello, luego de contagiarse con el virus.

La unidad de Covid del Hospital Robert Reid Cabral cuenta con 13 camas y todas ocupadas.

"Algunas personas que rehusaron hablar en cámara y que amanecerán en la unidad Covid-19 valoran el esfuerzo que ha realizado el personal médico, tras reconocer que ya está agotado"