SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los imputados que son procesados en el Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo comparten su estadía en una celda donde se observan ratones de gran tamaño pasearse de un lado a otro constantemente.

Las ratas que entran y salen de sus cuevas le pasan por el lado a los prevenidos que esperan subir al furgón o una de las salas de audiencia donde serán ventilados sus casos.

En el área se observa además un cúmulo de envases desechables de alimentos y desperdicios que expide olores nauseabundos.