Ciudadanos estiman que vivían alrededor de 40 haitianos en el liceo que debería funcionar como casa de estudios para unos 400 alumnos matriculados.

Por Oliver Balbuena

SANTO DOMINGO ESTE.- A poco menos de tres semanas para que comience el año escolar, los padres de familia de los alumnos del Liceo Germán Aristy, en el sector Agua Loca de Santo Domingo Este, permanecen en la incertidumbre y desconocen aún si sus hijos podrán acudir a clases debido deterioro de esa escuela.

Un plantel escolar en construcción que había sido invadido por haitianos es ahora su única esperanza.

Las precarias condiciones en las que se ya encontraba la escuela provisional se agravaron durante un año abandono en el que, debido a la pandemia, permaneció cerrado y sin mantenimiento.

Mientras los padres de familia rechazan enviar a sus hijos a esta escuela provisional, la construcción del Liceo Germán Aristy no sólo aún está inconclusa, sino varios inmigrantes haitianos la usaron para alojarse.

Según residentes del sector Agua Loca, unos 40 inmigrantes pagaban unos dos mil 500 pesos al mes por el uso de cada aula a un hombre solo identificado como “Mateo”.

En la obra en construcción pueden observarse habitaciones con instalaciones eléctricas improvisadas, restos de fogatas y áreas de comida.

Aunque los inmigrantes fueron desalojados la noche del jueves, las autoridades no han retomado la construcción y tampoco han comenzado la rehabilitación de la escuela provisional, dejando a los estudiantes en un limbo.

Los residentes de la comunidad esperan respuesta por parte de las autoridades del Ministerio de Educación, con quienes aseguran que ya se reunieron, a fin de que sus hijos no vean aplazado el inicio del año escolar.

Ciudadanos estiman que vivían alrededor de 40 haitianos en el liceo que debería funcionar como casa de estudios para unos 400 alumnos matriculados. Los padres del sector Agua Loca temen que sus hijos no puedan iniciar el año escolar.