Para las autoridades de algunos centros educativos, la vacunación infantil reducirá el peligro de brotes entre estudiante.

SANTO DOMINGO.-La inminente inoculación contra el coronavirus de niños desde los cinco años despertó la incertidumbre entre padres de familia que, si bien aseguran confiar en la decisión del sector médico, aseguran que sólo vacunarán a sus hijos siempre y cuando las autoridades sanitarias ofrezcan garantías de que el fármaco a utilizar no causará daños.

Las dudas, el temor y la incertidumbre están presentes entre los padres de familia. Aunque muchos no descartan llevar a sus hijos de entre cinco y 11 años a vacunar, de ser necesario, otros prefieren esperar a que las autoridades vacunen a una cantidad considerable de niños a fin de verificar si se reportan efectos secundarios.

Para las autoridades de algunos centros educativos, la vacunación infantil reducirá el peligro de brotes entre estudiante.

Por ello, la comunidad educativa lamenta que las autoridades sólo han instalado algunos pocos centros de vacunación para estudiantes adolescentes, como el que opera en el plantel Costa Rica del sector de Los Ríos.

Además de que ya cerraron los locales de toma de pruebas PCR dentro de las escuelas, como el que operaba en el plantel General Antonio Duvergé del Distrito Nacional.