El vecino país de Haití viene atravesando una fuerte crisis política y social desde hace varias semanas, lo que ha provocado que el presidente dominicano Luis Abinader llame a la comunidad internacional, en reiteradas ocasiones, a intervenir en la situación.

SANTO DOMINGO.- El viceministro de Asuntos Consulares y Migratorios en el Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Jatzel Román, informó este lunes que el gobierno dominicano ha decidido pausar indefinidamente el programa especial de visados para estudiantes haitianos en República Dominicana.

La información fue compartida por el funcionario a través de su cuenta de Twitter.

El vecino país de Haití viene atravesando una fuerte crisis política y social desde hace varias semanas, incluyendo constantes secuestros por parte de bandas armadas, lo que ha provocado que el presidente dominicano Luis Abinader llame a la comunidad internacional, en reiteradas ocasio a intervenir en la situación.

A esa situación se ha sumado la escasez del combustible.

“La comunidad internacional, en particular EE. UU., Canadá, Francia y la Unión Europea, deben actuar en Haití y con urgencia. RD continuará el plan anunciado con medidas migratorias más estrictas” expresó el jefe de Estado este lunes.

Ante este llamado  El Gobierno haitiano respondió este lunes a República Dominicana, recordándole al país  que también enfrenta un problema de inseguridad.

El canciller haitiano, Claude Joseph, afirmó en Twitter que República Dominicana vive un "aumento de la delincuencia", tal y como lo señala el Departamento de Estado de Estados Unidos en sus alertas de viaje.

Se recuerda que en su visita a Panamá en el mes de octubre el presidente Luis Abinader junto a su homólogo de ese país Laurentino Cortizo; y de Costa Rica, Carlos Alvarado, hablaron durante la reunión denominada Alianza para el Desarrollo Democrático y recomendaron una serie de medidas para contrarrestar la crisis en el país más pobre de la región.

Propusieron mejorar las infraestructuras para crear empleos y frenar la migración, mejorar la reforestación y el desarme de la población haitiana.

Esto así porque explicaron que la crisis de Haití es un problema que afecta a varios países debido al desplazamiento irregular de miles de ciudadanos, por lo cual esperan una cooperación de más concreta Estados Unidos que ya también tiene preocupación.