Adalberto Bejarán, director del INDEX-PR, informó que el operativo realizado por las autoridades dominicanas llevó alimentos no perecederos a 500 familias, con especial énfasis en hogares con menores de edad, personas convalecientes y adultos mayores.

PUERTO RICO.- El Instituto de Dominicanos en el Exterior (INDEX-PR) en coordinación con el Consulado General República Dominicana en San Juan, realizaron un operativo para entregar alimentos a migrantes dominicanos que se encuentran enfrentando la cuarentena por COVID- 19 en esa isla.

Adalberto Bejarán, director del INDEX-PR, informó que el operativo realizado por las autoridades dominicanas llevó alimentos no perecederos a 500 familias, con especial énfasis en hogares con menores de edad, personas convalecientes y adultos mayores.

"Primero fuimos en varios recorridos casa por casa, con personal de nuestra oficina y del consulado dominicano, para identificar las familias y sus necesidades y así poder focalizar la ayuda en  las de situación  vulnerable", explicó.

Las intervenciones del INDEX para contactar a familias vulnerables tuvieron lugar en Barrio Obrero, Puerto Nuevo, Villa Palmera, Villa Hugo, Barriada San José y la comunidad de Villa del Sol, en Toa Baja.

Bejarán, indicó que los migrantes "además de estar expuestos al contagio, tienen menos herramientas para enfrentarlo, debido a dificultades de acceso a servicios, así como por la imposibilidad de aplicar estrictamente las medidas de higiene y aislamiento recomendadas".

Las familias, viven en hogares constituidos por entre 3 y 5 personas, con escasos recursos para salvaguardar su salud y con otras problemáticas que se han visto recrudecidas en la crisis actual por Coronavirus.

"Son dominicanos que aquí en Puerto Rico tienen una economía personal de subsistencia, que viven dependientes del comercio minorista, ambulante, actividades de la construcción, trabajos en cafeterías, restaurantes y mujeres en el servicio doméstico, que con el cierre se han quedado sin ninguna oportunidad de ingreso, lo que reduce sus capacidades para enfrentar la pandemia¨, subrayó.

Sobre el particular, el cónsul Franklín Grullón, especificó que se trata de migrantes ¨que por distintas situaciones no son beneficiarios de programas de ayudas  como el PAN, no disponen de seguro médico ni Reforma, sin ser elegibles tampoco para solicitar la ayuda por desempleo.

"Nosotros ya hemos establecido mecanismos de apoyo, siguiendo las directrices que nos dio el Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Miguel Vargas Maldonado, de hacer todo lo necesario para asistir a estas familias que están sufriendo situaciones especialmente difíciles en la pandemia", destacó el funcionario.

En medio de la pandemia, las áreas que han sido identificadas como de mayor necesidad entre los migrantes son: Alimentos, materiales para la higiene y protección personal (mascarillas, guantes, jabón y productos de limpieza); medicinas para la hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas; cernimiento  para detección de Coronavirus y opciones para el aislamiento en casos de contagio.

En Puerto Rico, el grupo más grande de migrantes está constituido por personas de nacionalidad dominicana, estimadas en alrededor de 250,000, representando el 60% de la población total de extranjeros.