El también director del hospital Infantil Robert Reid Cabral dijo que se puede aplicar un refuerzo de la vacuna un mes después de la segunda tal y como lo informó este jueves la coordinadora del Gabinete de Salud y vicepresidenta de la República, Raquel Peña.

SANTO DOMINGO.- El infectólogo Clemente Terrero afirmó este viernes que está de acuerdo con la aplicación de la tercera dosis de la vacuna anti COVID y que es válido combinar formulas de diferentes farmacéuticas como se hará en el país.

“No ha problema con eso porque son todas vacunas de COVID, preparadas más o menos con el mismo ingrediente excepto la Moderna y la Pfizer que son con tecnologías distintas pero aún con esas se puede también administrar una tercera dosis”

El también director del hospital Infantil Robert Reid Cabral dijo que se puede aplicar un refuerzo de la vacuna un mes después de la segunda tal y como lo informó este jueves la coordinadora del Gabinete de Salud y vicepresidenta de la República, Raquel Peña.

“Después que ha terminado el periodo….que se ha entrado en una fase de reposo del organismo se puede administrar cualquier vacuna”.

Sobre los cuestionamientos de que en el país se pretenda poner una tercera dosis aún cuando no se han hecho estudios que comprueben que se puede aplicar un refuerzo de la vacuna, Terrero dijo que “no es en base a estudios, es en base a una lógica”.

Explicó que las vacunas que se han estado aplicando en el país tienen un nivel de eficacia baja, por lo que se cubrirá a esa parte de la población que pudo no haber desarrollado anti cuerpos para que complete esos anti cuerpos.

De igual manera el presidente de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología, Jorge Vargas, dijo este viernes que es importante aplicar una tercera dosis de la vacuna anti COVID a fin de proteger a la población del virus.

El doctor Vargas dijo que ese refuerzo podría atacar la variante del Coronavirus Delta, considerada como la más peligrosa y contagiosa. En ese sentido, recomendó a las autoridades de salud exigir una prueba de antígeno negativa a los viajeros que lleguen de países donde ya circula la nueva cepa.