El proyecto generará más de 8 mil empleos y tendrá una inversión superior a los mil millones de pesos.

SAN JOSÉ DE OCOA.- El presidente Luis Abinader inició el Plan de Manejo Integral de las Cuencas Hidrográficas Prioritarias con el fin de garantizar el agua como recurso indispensable. Este creará 8,900 empleos verdes, integrando a los comunitarios a la reforestación y restauraciones ecológicas en un total de 620 mil hectáreas y con una inversión de más de mil millones de pesos.

En la actividad, Abinader y el ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, dieron apertura al plan con la siembre de árboles en la cuenca del Río Nizao donde se intervendrán 400 tareas de tierra con 10 mil plantas de Pino criollo (Pinus occidentallis), Cedro (Cedrala odonrata) y Café.

El procedimiento está a cargo del Ministerio de Medio Ambiente, el que mantendrá la cobertura boscosa en zonas fundamentales para la producción hídrica, contrarrestando su degradación progresiva principalmente por la deforestación y erosión de los suelos.

“Prestamos atención a la protección de los suelos con vocación forestal, a la mejora del régimen de las aguas, a la lucha contra los incendios forestales y otros agentes nocivos, que afectan la conservación de la biodiversidad y los beneficios ambientales que brindan las cuencas hidrográficas”, aseguró el presidente Luis Abinader.

Cuencas seleccionadas

En el marco de este plan se busca reforestar 15 cuencas y subcuencas hidrográficas que abarcan 17,606 kilómetros cuadrados, entre estas las de los ríos Yaque del Norte, Yaque del Sur, Macasía, Ozama-Isabela, Baní y Nizao.

Las demás cuencas incluyen las de los ríos Yuna, Nigüa, Ocoa, Higüamo, Artibonito, Haina y Soco. Entre todas abarcan una población superior a los cinco millones de habitantes, 14 presas y 6 hidroeléctricas que generan 950 Gwh/año.