Palacio presidencial.

Por Corina Rosario

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Existe una cultura de resistencia y secretismo por parte de las instituciones públicas para entregar los informes que transparentan su administración.  

Así lo expresó la Comisión de Veeduría del Ministerio de la Presidencia, que en respaldo de los cinco veedores que renunciaron de la comisión de Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), consideró  que éstos no debieron entregar sus funciones sino elevar una renuncia por ante el tribunal administrativo,  como lo indica la ley de libre acceso a la información pública. 

Reiteraron que es importante para la sociedad fortalecer las veedurías sobre los organismos del Estado.