MONSEÑOR NOUEL, República Dominicana.- Jornadas de protesta se escenificaron este miércoles en el municipio de Bonao por la muerte de un joven de un disparo en la cabeza supuestamente a manos de agentes de la Policía Nacional la noche del martes.

Los manifestantes también protestan en reclamo del cese de los apagones y el asfaltado de sus calles.

A tiros, bombas y pedradas se enfrentaron los manifestantes en Bonao con los agentes del cuerpo del orden por la muerte de Víctor Leandro Cano Suriel, de 22 años, quien organizaba una protesta que iniciaría este miércoles por varias reivindicaciones.

Con quema de neumáticos y escombros en las vías  iniciaron los residentes de los sectores de Caracol Banano, Cristo Rey, Bejucal, María Auxiliadora, Los Transformadores, entre otros, a enfrentar a los agentes policiales.

Una patrulla de la Policía Nacional es acusada por los familiares del joven de ser los responsables del balazo que recibió en la cabeza su pariente, mientras entregaba volantes del llamado a huelga.

Según informaciones la jefatura policial designó una comisión para investigar el hecho. También un menor de 15 años resultó herido en la balacera.

Cano Suriel  fue asesinado a una esquina de su vivienda y será sepultado este jueves a las 10:00 de la mañana en el cementerio Padre Billini de Bonao.

La protesta obligo a los comerciantes cerrar sus puertas. Los manifestantes advirtieron que este jueves continuarán con las protestas exigiendo justicia por la muerte del joven y hasta que sus reclamos sean atendidos.