Como parte de las acciones fueron incorporados 450 agentes policiales, 65 motocicletas y 32 camionetas para el patrullaje en las calles, que tendrán el apoyo para casos especiales de 7 unidades tácticas y 4 camiones cárcel. 

Santiago.- La vicepresidente de la República, Raquel Peña, y el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, dejaron en funcionamiento la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana "Mi país Seguro" en la ciudad de Santiago, la cual abarcará en esta primera etapa unos 10 sectores.

Como parte de las acciones fueron incorporados 450 agentes policiales, 65 motocicletas y 32 camionetas para el patrullaje en las calles, que tendrán el apoyo para casos especiales de 7 unidades tácticas y 4 camiones cárcel. 

Al pronunciar el discurso central del acto, el ministro Jesús Vásquez reveló que entre los sectores a intervenir están: Cienfuegos, Pueblo Nuevo, Nibaje, La Joya, Los Jardines, Baracoa, La Otra Banda, Los Pepines, ensanche Bermúdez y el Centro Histórico y zona comercial de Santiago.

“Hemos venido a Santiago con el propósito de unir esfuerzos y voluntades, para dejar atrás los años de abandono a que había sido sometida esta dinámica y laboriosa población, porque entendemos que es tiempo de que esa deuda social acumulada sea saldada, y hoy estamos aquí, para dar ese primer paso con esta iniciativa”, afirmó.

Explicó que para lograr los objetivos se necesita el concurso de todos los sectores representativos de Santiago, sus empresarios, industriales, los líderes comunitarios y de las iglesias, tanto la católica como las evangélicas, porque sin la participación de la comunidad el esfuerzo de las autoridades se vería limitado, pero expresó su confianza de que el espíritu de solidaridad que acompaña este tiempo de Navidad facilitará la unidad.

Recordó que el proyecto piloto Mi País Seguro incluye la entrega de armas de manera voluntaria y la identificación de motocicletas, que son dos pilares de primer orden en esta Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana, a lo cual se suman los programas de desarrollo y de bienestar social que implementa el Gobierno, con el propósito de disminuir los niveles de pobreza en un clima de paz y esperanza de un futuro mejor para todos.