Las vías del residencial que presentan más daños están ubicadas en Los Rieles y las manzanas P5 y la Q.

Por Héctor De la Cruz

SANTO DOMINGO.- Atemorizados porque surja un brote de enfermedades están varios residentes en el residencial Brugal en Hato Nuevo,  Manoguayabo.

 

Los afectados denunciaron que las  calles permanecen llenas de agua y el sistema cloacal del lugar no funciona.

 

Los  residentes cuentan que la  situación ha  provocado que varios miembros  de la comunidad hayan tenido que ser hospitalizados.

Además, explican que cuando llueve el cúmulo de agua se convierte en peligro sobre todo para los niños que a diario pasan por allí.

 

Los charcos de agua ha provocado el deterioro varias calles del sector al grado de que algunos vehículos se han visto afectados.

 

Las vías del residencial que presentan más daños están ubicadas en Los Rieles y las manzanas P5 y la Q.

 

Los denunciantes pidieron a las autoridades ir en su auxilio y evitar que alguna persona pierda la vida.