Su viuda sospecha que el homicidio está vinculado a una reciente rencilla con un vecino.

SANTO DOMINGO.-Un hombre murió baleado este martes a quemarropa en un ataque perpetrado a sangre fría a media calles y a plena luz del día en el populoso barrio de Capotillo y todo quedó grabado en cámara.

Su viuda sospecha que el homicidio está vinculado a una reciente rencilla con un vecino.

Carlos Manuel Batista Peguero conversaba con otra persona afuera de su vivienda cuando un hombre se acercó por detrás y sin que la víctima se percatara, le disparó en la cabeza.

Una cámara de seguridad grabó con detalle la escena en la que Batista Peguero, de 40 años, cayó abatido en la calle Eugenio María de Hostos de Capotillo mientras el atacante huía.

La viuda de la víctima supone que el ataque mortal está vinculado con un reciente conflicto vecinal, aunque se abstuvo de precisar los detalles.

 Batista Peguero se dedicaba a la venta de empanadas, con las que sostenía a sus cinco hijos.

 Agentes de la policía acudieron a la escena del crimen para comenzar las investigaciones, determinar el móvil del homicidio y tratar de hallar al responsable.

 El cadáver se encuentra en patología forense para fines de autopsia y será entregado este miércoles a sus familiares quienes lo velarán en su residencia y luego procederán a darle sepultura.