Antes de convertirse en huracán, la tormenta tropical Isaías provocó a su paso por el país fuertes aguaceros y vientos que afectaron viviendas, dejó personas evacuadas e incomunicó comunidades.

SANTO DOMINGO.- Antes de convertirse en huracán, la tormenta tropical Isaías provocó a su paso por el país fuertes aguaceros y vientos que afectaron viviendas, dejó personas evacuadas e incomunicó comunidades.

Aunque  ya el fenómeno salió del país, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) mantiene el país bajo alerta por riesgos de inundaciones.