SANTO DOMINGO, República Dominicana,- El precandidato presidencial del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor-ITO-Bisonó Haza, entiende que es el momento de una renovación en la política dominicana, tomando en consideración el estado de ánimo que la política refleja. Bisonó considera que los cambios en la sociedad son obra del 10 al 20% del total de los ciudadanos, puesto que son los que en realidad actúan, mientras que los demás se limitan a seguirlos.

Dijo que es necesario emprender acciones, que lleven a la gente a participar y a interesarse por la política, motivadas por el rechazo de la pasividad y de la indiferencia, ante la magnitud de los desafíos y las crisis que vive en todos los aspectos la sociedad.

Bisonó al comparecer en el forum de debate Renovando La Política en Ágora Dominicana, Expresó que una recuperación de la política, trae como repuestas, hacerle frente a la llamada crisis de la democracia y recuperar la confianza en el sistema.

¨Es con la integración de la gente, que la responsabilidad de trabajar la política no quede en manos de cualquiera, que la gente participe, reclame y exija, los mejores ciudadanos deben volver a estar presente en la dirección del país, la inteligencia y la racionalidad tienen que asumir la conducción de los partidos, atraer a la juventud sana y comprometida con los valores de la familia y de la Patria; dar el más amplio espacio de igualdad a las mujeres, aprovechando la sabiduría y experiencia de los mayores en la preservación del orden y la disciplina ciudadanas.

El congresista motivó a que se inicie un proceso de renovación de los partidos, considera que la gente tiene que volver a ellos y participar en la conquista del cumplimiento de los estatutos de su organización, influir en el partido el cumplimiento de la ley electoral y pronto de una ley de partidos políticos, vigilar permanentemente desde la fortaleza del partido el cumplimiento de la Constitución y con ella de todas las reglas que harían funcionar el Bien Común, que haya una verdadera y permanente rendición de cuentas. En definitiva, que impere el imperio de la ley