A la salida de la audiencia en la que se decidió que su defendido seguiría tras las rejas, Balcácer afirmó que “vamos a recurrir con un recurso de casación porque planteamos un asunto de inconstitucionalidad, que también fue rechazado”.

SANTO DOMINGO.- Luego de que la Primera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional negara el recurso de apelación interpuesto por el exprocurador de la República, Jean Alain Rodríguez, a través de sus abogados en busca de que se le varíe la medida de coerción, la barra de la defensa del exfuncionario informó este miércoles que presentará un recurso de casación contra la decisión del tribunal de mantener en prisión preventiva a su defendido.

 

Carlos Balcácer,quien junto a Gustavo Biaggi y José Martínez Hoepelman tienen a su cargo la defensa de Rodríguez, informó que el recurso va a ser sometido en la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

 

A la salida de la audiencia en la que se decidió que su defendido seguiría tras las rejas, Balcácer afirmó que “vamos a recurrir con un recurso de casación porque planteamos un asunto de inconstitucionalidad, que también fue rechazado”.

 

La barra de la defensa había presentado un recurso de apelación pidiendo nulidad total de la sentencia emitida en la audiencia de medida de coerción, según afirman, debido a la violación de los derechos fundamentales de Rodríguez, al impedírsele su ejercicio a la defensa material y deseo a declarar, sumado a la violación de los derechos fundamentales y garantías constitucionales.

 

Expresaron que no fue un fallo apegado al mandato, la ley y el debido proceso, por lo que interpondrán un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia. “Levantaremos un procedimiento ante el tribunal superior para que pueda anular la sentencia judicial, que contiene unaincorrecta interpretación y aplicación de la ley y la Constitución”.

 

El tribunal ratificó prisión preventiva contra el exprocurador acogiendo la solicitud del Ministerio Público, que afirma representa peligro de fuga y que  podría destruir pruebas que supuestamente lo vinculan al proceso de alegada corrupción denominado Operación Medusa.

 

Fue el pasado 13 de julio de este año cuando al exprocurador se le dictó medida de coerción por 18 meses y se declaró el caso complejo, decisión ejecutada por parte del Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional como solicitó  la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).