Jean Alain Rodríguez habló durante el conocimiento de la medida de apelación que interpuso para que se le varíe la medida de coerción y se le otorgue libertad pura y simple.

SANTO DOMINGO.- El exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, dice que es “un privado de libertad sin haber cometido ningún delito”.

Jean Alain Rodríguez habló durante el conocimiento de la medida de apelación que interpuso para que se le varíe la medida de coerción y se le otorgue libertad pura y simple.

El imputado desmintió la afirmación de la Procuraduría General de la República de que incurrió en actos de corrupción para ejecutar la construcción de la cárcel La Nueva Victoria y se desligó de las supuestas irregularidades que el Ministerio Público dice que hay en la obra.

Puntualizó que esa obra fue construida mediante un proceso de licitación, parte del cual fue avalado por la actual procuradora general de la República, Miriam Germán Brito.

Se preguntó por qué es la única persona que está presa por los alegados “vicios de construcción” que el Ministerio Público dice que tiene la cárcel, habiendo intervenido en ella tantas compañías.

También, cuestionó la razón de que el Ministerio Público no haya llamado a ningunas de las compañías que realizaron el trabajo para que arreglen “los vicios”.

Rodríguez, durante su intervención de más de media hora, consideró que el Ministerio Público, en su caso, “ha perdido toda la objetividad” y que actúa con encono en su contra.

Dijo que el organismo lo acusa de haber incurrido en un desfalco de RD$5,000 o RD$6,000 para construir la obra, pero “no ha presentado un solo papel” que así lo avale. Aseguró que no tiene ninguna auditoría que demuestre que cometió irregularidades, “sencillamente porque no ocurrieron”.

Yeni Berenice durante la audiencia de apelación de Jean Alain Rodríguez.

Aseguró que hizo un trabajo “transparente y apegado a las normas” durante el tiempo en que estuvo al frente de la Procuraduría General de la República y que uno de esos puntos fue tratar de humanizar el sistema penitenciario dominicano, el cual definió como una vergüenza.