En un documento compartido por a defensa del exprocurador, Rodríguez pidió que "detengan ya la extorción moral y la creación de nuevas historias para mantenerme en prisión, corresponde ahora defenderme en libertad y en igualdad de condiciones.

SANTO DOMINGO.- Una vez más el exprocurador de la República, Jean Alain Rodríguez, se expresó en torno a su encarcelamiento, alegando que ya la investigación sobre la Operación Medusa terminó y que lo que procede ahora es liberarlo para enfrentar su juicio fuera de las rejas de la cárcel.

 

Este domingo el exfuncionario, quien es el principal acusado en el caso de supuesta corrupción, dijo que “en franca violación a la presunción de inocencia que establece nuestra Constitución”, sin haber sido interrogado, ni citado, ni llamado, para poder justificar el Ministerio Público argumentó y convenció a los jueces de que por "las funciones y el alto cargo que anteriormente desempeñaba, debía ir a prisión porque podría obstaculizar la investigación en curso".

 

Afirmó que la investigación concluyó el pasado 8 de junio y con ella desapareció también la única razón para mantenerlo privado de libertad por lo que finalmente corresponde la variación de la medida de coerción en su contra  y permitirle poder ser juzgado en libertad.

 

Rodríguez alegó que a los imputados del caso Odebrecht, investigados, preparado y litigado en gran parte por el mismo Wilson Camacho, la Procuradora General Miriam Germán Brito, siendo Jueza de la Suprema Corte de Justicia, ordenó la libertad de todos los imputados y hoy con 2 condenados, a quienes según él, sí se les respetó sus derechos.

 

“En mi caso ha sido todo lo contrario para encarcelarme y mantenerme en prisión, el pueblo dominicano ha visto y comprobado con sus propios ojos, que se ha violado la Constitución y el debido proceso iniciando cuando se me impidió la salida del país sin orden judicial”, explicó.

En un documento compartido por a defensa del exprocurador, Rodríguez pidió que "detengan ya la extorción moral y la creación de nuevas historias para mantenerme en prisión, corresponde ahora defenderme en libertad y en igualdad de condiciones. Es el derecho de un ciudadano con presunción de inocencia quien lo exige, es la ley que los obliga, un país que apuesta a ver el mejor ejercicio de parte de ustedes, y sobre todo, un Dios que los observa".