Agregó que tanto la madre de Rafael Cano, quien se desempeñó como jefe de gabinete de PGR, fue allanada al igual que la de su madre quien vive en Alemania, "en la casa que nos vio nacer a todos".

SANTO DOMINGO.- El exprocurador Jean Alain Rodríguez manifestó a través de la red social Twitter que este martes acudirá a la Procuraduría General de la República, insistiendo que los allanamientos de manera simultánea a su residencia y a la de su asesor en comunicaciones, Miguel José Moya, se trata de una persecución.

Agregó que tanto la madre de Rafael Cano, quien se desempeñó como jefe de gabinete de PGR, fue allanada al igual que la de su madre quien vive en Alemania, "en la casa que nos vio nacer a todos".

Dijo que es comprobado que luego del incidente del jueves y ante la exposición de esas prácticas violadoras del debido proceso, fueron obtenidas órdenes en el día de ayer, lo que comprueba que esto no es más que una persecución motivada por el odio y la venganza.

Se desconoce por el momento dónde se encuentra el exprocurador general.

A las 12: 25 de la madrugada de este martes el exprocurador había pasteado que “buscan callarme, a través de allanamientos, para seguir disimulando la falta de respeto al debido proceso”, expresó el exprocurador a través de su cuenta de Twitter a las 12:25 de la madrugada de este martes.“Buscan callarme, a través de allanamientos, para seguir disimulando la falta de respeto al debido proceso”.

La noche de este lunes el Ministerio Público allanó el apartamento del exprocurador Jean Alain Rodríguez, ubicado en la Torre Logroval 16 en José Amado Soler esquina Manuel de Jesús Troncoso del Distrito Nacional.

Asimismo allanaron la casa de su madre, quien no se encuentra en el país ubicada en el ensanche Julieta, en el Distrito Nacional.

"Mi hijo (Jean Alain) tiene 20 y pico de años que salió de mi casa. Esa es la casa mía. Yo soy la viuda de Rafael Calventi, no sé qué pasa, mi casa está cerrada, con un solo empleado, no sé si me la habrán roto; yo dejé mis habitaciones cerradas", afirmó.

"No sé que está pasando, si ellos repararán el daño. No sé por qué un juez debe dar una orden. He criado mis cuatro hijos a base de sacrificios. La casa está cerrada; que no me desbaraten mi casa", reiteró la exembajadora dominicana en Alemania.