El procurador general de la República, Jean Alain Rodriguez destacó al escándalo internacional de Odebrecht al presentar las memorias de su gestión ante los colaboradores de la institución.

SANTO DOMINGO.- El procurador general de la República, Jean Alain Rodriguez destacó el escándalo internacional de Odebrecht al presentar las memorias de su gestión.


“La

persona que me sustituya como Procurador, podrá revisar toda la documentación,

explorar cuantas líneas de investigación adicionales desee y, si encuentra

nuevas pruebas contra los inculpados u otras personas, iniciar los procesos que

considere pertinentes ante los tribunales”, expuso.


Dijo que

en el caso Odebrecht, lo que no hicieron fue rehuir la responsabilidad de

dirigir exitosamente una investigación compleja y complicada, más que

cualquiera otra de su tipo en la historia del Ministerio Público dominicano,

para llevar el caso a la jurisdicción de juicio donde debe hacerse Justicia y

no cerrar la investigación nunca.


“El

expediente Odebrecht está hoy en etapa

de juicio, con seis imputados acusados, incluyendo un ex ministro y varios ex

congresistas. Un expediente, señores, de más de 1,700 pruebas que superó más de

100 incidentes interpuestos por muchos de los mejores abogados penalistas de

este país.


En ese

orden, manifestó “Quiera Dios que las nuevas autoridades dispongan el empeño

para que este caso pueda llegar hasta las últimas consecuencias y que un nuevo

procurador no tenga compromiso con cualquiera de los imputados para liberarlo

del proceso”.


Dijo que en

el caso Odebrecht ha habido cierta narrativa política de que, “faltan más

personas”, de que esta Procuraduría ha cerrado líneas de investigación, lo cual

refirió que “es una tremenda falacia, una mentira con intención dañosa.


“Esta última

rendición de cuentas de esta gestión llega en un momento de muchas

especulaciones mediáticas sobre qué hizo o dejó de hacer durante estos cuatro

años, y en especial sobre lo que yo, como Procurador, hice o dejé de hacer, por

lo que creo que es justo que antes de irme de esta noble institución y

continuar con otros importantes proyectos, recordar qué fue lo que se hizo y

qué fue lo que no se hizo en estos 4 años”.


En ese

orden, manifestó que “Nunca fue sometida ninguna persona sin que los fiscales

ofrecieran a los juzgadores las pruebas suficientes, sin importar la presión

pública ni los intereses que pudieran moverse tras bastidores. Siempre respeté

los derechos de cada ciudadano y persona”.