Están detenidos en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia, Tanner Antonio Flete Guzmán, hijo de la pastora, Raúl Alejandro Girón Jiménez y Alejandro Montero

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El jefe del cuerpo de seguridad del expresidente Medina, Adán Cáceres Silvestre, quien es señalado por la Procuraduría por encabezar un presunto entramado de corrupción que desvío más de tres mil millones de pesos de los fondos públicos, se pronunció por primera vez en torno a las denuncias en su contra,  al asegurar que el Ministerio Público ha retorcido la verdad.

Adán Cáceres Silvestre rompió este viernes el silencio que lo caracterizó durante los ocho años que custodió la espalda del ex presidente Medina.

Hablando en voz fuerte ante el tribunal de instrucción presidido por la jueza Kenya Romero, el ex jefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial aseguró que ha sido blanco de una campaña que lo presenta como un malhechor.

He notado allí, no puedo decir que demasiadas mentiras, pero si he notado la verdad retorcida en contra de mi y de mi honor, y eso me ha tocado profundamente, magistrada, dijo Adán Cáceres Silvestre,implicado en Operación Coral.

El oficial se presentó por segunda vez ante el tribunal de instrucción del Distrito Nacional para el conocimiento de las medidas de coerción en contra y en contra de los otros cuatro detenidos mediante la Operación Coral.

Sin embargo, la audiencia quedó pospuesta sin fecha debido a que la defensa técnica del coronel Rafael Núñez de Aza, otro de los implicados, recusó a la jueza.

“Cuando vimos que la magistrada tenía interés de conocer de manera rápida un expediente", expresó Félix Portes, abogado de Núñez de Aza.

"Al examinar las decisiones, entendimos que si fueron tutelados los derechos de defensa, que el tribunal otorgó todas las herramientas, notificaron a todas las partes en el tiempo oportuno", indicó Kenya Romero,jueza de instrucción.

"Es una medida desesperada de la defensa que está corriendo más que un corredor olímpico  a la contundencia de la investigación que ha realizado el Ministerio Público", dijo Yeni Berenice Reynoso,directora de Persecución.

Durante el conocimiento de la audiencia, también hizo uso de la palabra la pastora Rossy Guzmán, quien es señalada por encubrir las operaciones del entramado a través de empresas y organizaciones religiosas.

"Me siento completamente vulnerable en mi defensa, porque no he podido por el tiempo, y por todos los argumentos que han presentado los abogados, presentarle a mi abogado toda la documentación y los presupuestos que necesita", aseguró Rossy Guzmán,imputada Operación Coral.

Por el caso, también están detenidos en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia, Tanner Antonio Flete Guzmán, hijo de la pastora, Raúl Alejandro Girón Jiménez y Alejandro Montero.

Al grupo se le imputan los delitos de asociación de malhechores, estafa contra el Estado, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos y porte y tenencia ilegal de armas de fuego

La recusación irá ahora a la Corte de Apelación del Distrito Nacional que deberá decidir si la jueza Kenya Romero continúa o no al frente del caso.