A pesar de la profunda tristeza y el vacío insustituible de su partida, en República Dominicana hay varios proyectos en los que la voz de Johnny Ventura sigue vibrando.

SANTO DOMINGO.- Siempre sonriente, auténtico, de imponente voz y contagioso ritmo, en el escenario deslumbraba, distinguido como el “único negro que botaba miel por los poros”, con su sabor el merengue cambió a tonos más alegres… y un año después de su muerte su grandeza perdura.

"Fue algo grande que se perdió en el país y cuando se pierde una estrella como fue Johnny Ventura, se siente", expresó Fiordaliza Adames, una de las tantas fanáticas del reconocido merenguero dominicano.

"No va a existir un Johnny Ventura nunca jamás en la República Dominicana ni en el mundo, hay personas como él que no se repiten", dijo Jandy Ventura. 

Jandy Ventura es uno de los hijos de “El Caballo Mayor” como popularmente también se le conocía.

"Mi papá fue una persona que le brindó alegría al mundo entero por más de 65 años", dijo Ventura, quien siguió los pasos del patriarca en el género musical.

Con su música movió multitudes, que con su partida el 28 de julio pasado se desbordaron para darle el último adiós, sólo físicamente.

Y es que la leyenda del merengue Johnny Ventura sigue viva, el legado que construyó desde los estudios de grabación es parte de la cultura dominicana y de la historia artística de muchos.

"El primer baile que tocó mi papá Cuco Valoy como profesional fue Johnny que lo llamó", recordó el cantante y compositor dominicano, Ramón Orlando.

Por su parte, el actor y comediante Miguel Céspedes dijo que "Don Johnny Ventura era el productor, dueño, asociado de uno de los primeros programas donde nosotros pudimos aspirar a ser artistas".

Mientras que su compañero, Raymond Pozo sostuvo que "Johnny fue una gran influencia para nosotros, hasta para los que no son artistas".

"Eso era lo bueno de Johnny que no era mezquino, él veía una gente con talento y de una vez decía «ven, ven que la gente tiene que verte» y enseguida lo ponía a su lado… era un hombre que creía en los demás", señaló Ramón Orlando.

A pesar de la profunda tristeza y el vacío insustituible de su partida, en República Dominicana hay varios proyectos en los que la voz de Johnny Ventura sigue vibrando, entre ellos grabaciones de discos, espectáculos, una película, una fundación y hasta calles con su nombre.