La parálisis cerebral no ha sido impedimento para un joven de 33 años que sueña con convertirse en el próximo gran humorista dominicano.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La parálisis cerebral no ha sido impedimento para un joven de 33 años que sueña con convertirse en el próximo gran humorista dominicano.

Aunque desde su nacimiento José Luis Mateo ha tenido que enfrentar grandes desafíos por la enfermedad que afecta su movilidad, cada día despierta con gran optimismo.

Sus conocimientos incluyen el estudio de ocho idiomas.

Aprovechando sus conocimientos de idioma, en marzo de 2016 Mateo formó su empresa de traducciones, la cual dirige desde su casa.

Sus familiares lo describen como un gran emprendedor y un ser muy cariñoso.