Palacio de la Policía en Santiago.

SANTIAGO, República Dominicana.- El juez Domingo Gil, de la Corte de Trabajo de Santiago, se convirtió en la nueva víctima de los delincuentes a quien mantuvieron bajo cautiverio durante más de una hora, según denunció ante las autoridades.

El hecho sucedió la tarde el domingo en su casa, en el residencial Praderas del Cerro.

Las autoridades atribuyen el hecho a una red que ha cometido otros robos utilizaron los mismos métodos