A esto se suma que el magistrado decidió inhibirse tras alegadamente haber emitido un juicio de valor fuera de estrado cuando vio el vídeo que captó el incidente.

SANTO DOMINGO.- Las pocas horas que han pasado desde que fue entregada la solicitud de medida de coerción en contra del ex presidente de la DNCD, Félix Albuquerque, por haberle quitado al vida al comunicador Manuel Duncan, entre otros motivos lo por provocó que la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional no conociera la audiencia que estaba pautada para la mañana de este lunes.

Que los abogados ambas partes solicitaran al juez Francisco Consoró que les diera tiempo para preparar sus medios de defensa debido a que la solicitud fue depositada la tarde del domingo, fue lo que motivó el aplazamiento de esta primera  audiencia.

A esto se suma que el magistrado decidió inhibirse tras alegadamente haber emitido un juicio de valor fuera de estrado cuando vio el vídeo que captó el incidente.

La defensa de la familia Taveras Duncan aseguraron confiar en la justicia dominicana para que la muerte del comunicador Manuel Taveras Duncan no quede impune.

De su lado, la defensa del ex presidente de la DNCD, Félix Albuquerque, acusado por el órgano acusador de homicidio voluntario, señaló que en esta etapa del proceso no es para buscar culpables, además explicaron que solicitarán una evaluación médica  para su cliente.

De acuerdo a lo establecido en la solicitud de medida de coerción realizada por el ministerio público, Albuquerque Comprés y  Duncan sostuvieron una pelea la madrugada del viernes en un negocio de comida rápida y tras ser separados por varias personas presentes el imputado buscó un arma de fuego en su vehículo, que según el órgano acusador, era ilegal y tras cometer el hecho intentó deshacerse de ella.

Señala además que el vicealmirante retirado representanta  peligro de fuga y puede destruir pruebas  relevantes, por lo que solicita un año de prisión preventiva.

La próxima audiencia fue fijada para el día 31 de agosto