El 13 de julio de 2021, la jueza del juzgado de Atención Permanente, Kenya Romero, envió al exprocurador Jean Alain Rodríguez; a Jonathan Joel Rodríguez Imbert; a Javier Forteza Ibarra y a Alfredo Alexander Solano Augusto, a prisión preventiva.

SANTO DOMINGO.- La jueza del Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Altagracia Ramírez de la Cruz dejó sin efecto la revisión obligatoria de la medida de coerción a los viejos implicados de la Operación Medusa.

La magistrada tomó la decisión, alegando que el juez Amauris Martínez, del Tercer Juzgado de la Instrucción, fue apoderado de la acusación presentada en contra de las 63 personas y empresas  vinculadas en el presunto acto de corrupción y soborno.

La magistrada Ramírez de la Cruz había fijado para este jueves a las 2:00 p. m. la revisión obligatoria de la medida de coerción.

Se espera que en las próximas horas el juez Martínez fije la fecha para el conocimiento de la audiencia y se ordene a la secretaria del tribunal notificar la acusación a los abogados de los imputados y a la parte civil constituida que es el Estado Dominicano.

El 13 de julio de 2021, la jueza del juzgado de Atención Permanente, Kenya Romero, envió al exprocurador Jean Alain Rodríguez; a Jonathan Joel Rodríguez Imbert; a Javier Forteza Ibarra y a Alfredo Alexander Solano Augusto, a prisión preventiva.

En el caso figuran como imputados Rafael Antonio Mercede Marte, Jenny Marte Peña y Altagracia Guillén Calzado, quienes cumplen arresto domiciliario, y Miguel José Moya, a quien le fue impuesta una garantía económica de RD$1 millón en modalidad de contrato, a través de una compañía aseguradora, impedimento de salida y presentación periódica.

Por este caso, Rafael Stefano Canó Sacco, el exjefe de Gabinete del procurador Rodríguez Sánchez, fue arrestado en España y el Ministerio Público ya hizo el trámite de la solicitud para su entrega, y posteriormente negoció con él siendo el testigo clave de la acusación.