SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El abogado Julio Cury denunció que la carretera que comunica a los municipios de Constanza y Jarabacoa, que se inauguró este martes, había sido adjudicada mediante contrato 318-2001, del 27 de septiembre del 2001, a la empresa Constructora Vieta por un monto de 159 millones 921 mil pesos, equivalentes a 8 millones 421 mil dólares a razón de la tasa de cambio vigente en aquella fecha.

“De acuerdo con publicaciones aparecidas en espacio pagado en distintos periódicos impresos, la obra, ejecutada por la empresa brasilera Constructora Odebrecht, habría costado 100 millones de dólares, lo que supone una diferencia de más de 90 millones de dólares con respecto al monto originalmente contratado”, según una nota de prensa de la oficina del abogado.

Cury, abogado de Constructora Vieta en una demanda por 200 millones de pesos interpuesta el 18 de julio del 2011 contra la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) por reparación de los daños y perjuicios, dijo que ese proceso actualmente se instruye en la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Distrito Nacional.

Explicó que Constructora Vieta, antes de que dicha obra le fuera cedida a Odebrecht, había cubicado 21 millones de pesos, de cuyo monto le fueron pagados 16. Asimismo, el jurista dijo que el contrato fue “unilateral, arbitraria e ilegalmente” rescindido por la OISOE mediante una “simple carta” suscrita el 10 de mayo del 2005 por el licenciado Monegro Ramírez, sin precisarse si disponía de autoridad legal para tomar esa decisión en nombre de la OISOE.

Cury, quien es miembro del Consejo Asesor del candidato presidencial del PRD, Hipólito Mejía, manifestó que para que los contratos puedan ser válidamente rescindidos, debe apoderarse a la jurisdicción judicial conforme al artículo 1184 del Código Civil, texto que según el abogado es de orden público, a fin de que el juez verifique la inejecución obligacional atribuida a la parte demandada.

“Y mientras la decisión que emane con ocasión de ese proceso no pase a tener autoridad de la cosa definitiva e irrevocablemente juzgada, el contrato subsiste”, expuso el reconocido jurista.

Señaló que la rescisión por voluntad unilateral de la OISOE fue “nula y violatoria a la legislación positiva. Y lo que es todavía peor, le asignaron irregularmente a otra empresa la conclusión de los trabajos de los cuales Constructora Vieta era y seguía siendo contratista”. Hasta el momento, se han conocido tres audiencias con motivo de la millonaria demanda presentada contra la OISOE, y la próxima está prevista a celebrarse el 12 de abril.