Dijo que todos en el país conocen la trayectoria empresarial de Luis Abinader y su familia y que estas empresas son las únicas que han establecido como norma que no hacen negocios con el gobierno.

SANTO DOMINGO.- El vocero del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Julito Fulcar, aseguró hoy que los detractores del presidente Luis Abinader por su aparición en los Pandora Papers intentan pescar en río revuelto porque  no toleran la lucha que este ha declarado a la corrupción y el narcotráfico.

Fulcar, al agotar un turno previo en la sesión de la Cámara de Diputados, dijo que los bienes de Abinader en empresas ‘offshore’ “antes de ser transferidos cumplieron con los requisitos de ley pagando los impuestos correspondientes en la República Dominicana (…) contrario tal vez a otros que no han podido transparentar sus bienes”.

Dijo que todos en el país conocen la trayectoria empresarial de Luis Abinader y su familia y que estas empresas son las únicas que han establecido como norma que no hacen negocios con el gobierno.

“Parece que hay gente que no perdona que este joven empresario exitoso, que es el primero en su clase que al llegar al solio presidencial y ocupar los destinos de la República desde la Presidencia, estableció sin que nadie se lo pidiera que sus negocios no los iba a seguir administrando durante fuese presidente de la República”, dijo en defensa del mandatario.

Sesión de los diputados:

Fulcar se pronunció tras la intervención del voceo del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) criticando el accionar empresarial del presidente. Dijo que estos intentan con la situación “pescar en río revuelto creyendo que pueden miserablemente empañar la idea de empañar la imagen del presidente más transparente”.

Pero que “lo que se esconde detrás de estas declaraciones es que hay gente que no tolera, que no admite, que no consiente el hecho de que el presidente de la República, Luis Abinader, haya tenido el bagaje de enfrentar el tema de la corrupción que tanto dinero se ha llevado en el bolsillo de un puñado de malos dominicanos”.