SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La diputada del partido oficialista por Santo Domingo Este, Karen Ricardo, sostuvo que la pieza que sometió al Congreso Nacional, denominada Mi Primer Empleo y/o Pasantía Juvenil, persigue regular las pasantías en el país, en aras de reducir el desempleo y negó que el proyecto violente la Constitución y los convenios internacionales en materia laboral, como han manifestado diversos sectores.

Entrevistada por el Dr. Leopoldo Artiles Gil, coordinador de Políticas Públicas del Observatorio Político Dominicano (OPD) de la Fundación Global, Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), la diputada Ricardo argumentó que el proyecto plantea que el sector privado disponga del 20% de sus plazas de trabajo para los programas de prácticas juveniles, a fin de que los jóvenes dominicanos se inserten en la actividad productiva nacional.

“Mi primer trabajo, casi graduada de abogada, fue agarrarle la toga y el maletín a un abogado experimentado, amigo de la familia, y por eso sé que el primer empleo de un joven en este país es como pedir un favor porque nadie te quiere contratar sin experiencia laboral. Todo trabajo necesita de la práctica, hasta lo que parece más simple, de ahí la necesidad prioritaria de elaborar este proyecto”.

La diputada proponente manifestó que con la ejecución de la Ley de pasantía juvenil se lograría reducir la pobreza y la delincuencia, ya que los jóvenes comprendidos entre el rango de edad que contempla el proyecto, de 18 a 30 años, representan el 33% de la población dominicana.

Resaltó que para hacer el proyecto más ecuánime, se propone que el Estado dominicano le exonere al sector empresarial el 25% del impuesto sobre la renta.

La abogada precisó que el proyecto no contempla la obligatoriedad. “Es una ley que la va a usar quien quiera usarla, porque no es obligatoria. Es una ley de incentivo; si a usted le conviene, la usa y si no, no la usa”.

La legisladora Ricardo alegó que antes de presentar el proyecto a la Cámara de Diputados, sometió la pieza a consultas.

“Primero se introduce la iniciativa, y luego va a vistas públicas. Nosotros lo hicimos al revés. Elaboramos el proyecto e inmediatamente lo lanzamos a la opinión pública, a ver cómo caía la propuesta, y luego de socializarlo con todos los jóvenes de los partidos políticos, con la sociedad civil, con maestros de universidades, y ver que los aportes en modificación eran simples, insertamos las modificaciones hasta donde se pudo, y lo reintrodujimos al Congreso”, explicó la diputada.

Agregó que también “se consultó a la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios, la ANJE, quien modificó algunos aspectos y siempre ha mostrado interés en que se apruebe la iniciativa. También el Ministerio de la Juventud hizo sus aportes”, destacó.

Respecto al rechazo que ha suscitado la pieza legislativa en algunos sectores de la vida nacional, la Diputada alegó que su propuesta no incumple ni contradice lo establecido en el Código de Trabajo, “porque se apoya en los artículos 255, 256 y siguientes, sobre la práctica laboral y de estudio al mismo tiempo” y “facilité todo para que al proyecto se le cambiara el nombre de Primer Empleo por Ley de Pasantía Juvenil, ya que los temas de empleo, de trabajo y de sueldo conciernen al Código Laboral dominicano”.

La legisladora expresó que en el país existe mucha confusión con el proyecto “porque probablemente aquellos que lo critican no lo han estudiado completamente”.

“Es un proyecto corto, son nueve páginas, 32 artículos. Invitamos a que lo lean, artículo por artículo, y que expresen su opinión, pues estamos dispuestos a seguir socializando el tema y a recibir cualquier tipo de comentario; a ir a todos los sectores y poner de manifiesto lo que hemos trabajado”, enfatizó la diputada Ricardo