La cuestionada Cámara de Cuentas, que ahora está bajo la lupa de las autoridades por supuestos actos de corrupción administrativa, fue un ente “capturado” que nunca jugó su rol ni aportó auditorías sólidas de las cientas que pudo hacer, criticó hoy el director de Compras y Contrataciones, Carlos Pimentel.

SANTO DOMINGO.- La cuestionada Cámara de Cuentas, que ahora está bajo la lupa de las autoridades por supuestos actos de corrupción administrativa, fue un ente “capturado” que nunca jugó su rol ni aportó auditorías sólidas de las cientas  que pudo hacer, criticó hoy el director de Compras y Contrataciones, Carlos Pimentel.


Pimentel dijo que no es un secreto que ese órgano fiscalizador no cumplió con su rol constitucional de controlar y fiscalizar.


“Fue un ente capturado, que se colocó y que no generó ningún tipo de apoyo a las funciones fundamentales que está llamada por mandato constitucional (…) no generó auditorías sólidas, robustas, de las múltiples, de cientos de denuncias o de intervenciones que pudo hacer en todos los entes del estado y que ni siquiera podía tener un plan, un cronograma de auditorías que pudiera ser mínimamente eficiente”, dijo.


" layout="responsive" width="480" height="270">

https://www.youtube.com/watch?v=WgJIf1b_rxQ


Aseguró que desde la institución que él dirige decidieron esperar a que se instalen nuevos miembros en el cuestionado órgano “para iniciar una relación de coordinación interinstitucional que pueda ser efectiva y pueda tener resultados concretos para el pueblo dominicano más allá de hacernos una foto de que estamos colaborando”.