"Me quedé atrapado el otro día en el carro, no pude salir, tuvieron que venir dos camiones de bomberos a sacarme, me sacaron y decidí tirarme aquí sin permiso de los dueños, por mi condición me he quedado aquí, ellos me han pedido que tengo que salir, nadie quiere estar así como estoy como un animalito", dijo Almonte. 

SANTO DOMINGO.- Debido a un desorden hormonal, un hombre que pesa más de 400 libras y tiene una úlcera en su pierna derecha, se vio obligado a abandonar sus labores de taxista y ahora vive dentro de su carro en una marquesina de la cual le pidieron salir, por lo que solicita ayuda para recibir asistencia médica.

Arropado por la angustia, Eddy Almonte, de 49 años,  no solo lleva el peso de su cuerpo y el dolor desesperante de una úlcera en su pierna derecha, también carga la incertidumbre de no tener a donde ir.

"Se me hizo difícil conseguir una habitación para alquilarla porque no me alquilaban porque me veían gordo así, me quedaba en el carro y ahí se me fue complicando más, usted sabe que la circulación uno durmiendo en el carro es menos",expresó  Almonte.

En unos pocos pedazos de colchonetas que le regaló uno de sus compañeros taxistas es donde Eddy pasa sus días y noches.

"Me quedé atrapado el otro día en el carro, no pude salir, tuvieron que venir dos camiones de bomberos a sacarme, me sacaron y decidí tirarme aquí sin permiso de los dueños, por mi condición me he quedado aquí, ellos me han pedido que tengo que salir, nadie quiere estar así como estoy como un animalito", dijo Almonte.

A causa de la pandemia algunos procedimientos quirúrgicos a los que debía ser sometido no se han realizado, lo que agravó su condición de salud.

“Yo sufro de un desorden hormonal, y tengo una obstrucción de líquido, se me obstruye y se me inflama, hace tres años un grupo de médicos de los EEUU vinieron y me operaron yo tenía los testículos de 80 libras, ellos quedaron de seguir el proceso que eran tres operaciones más que era la bariátrica y después hacerme la reconstrucción de mi parte que no tengo”, Eddy Almonte taxista

Sus amigos en Santo Domingo Este, lo definen como un hombre trabajador y piden la ayuda de las autoridades para que reciba asistencia médica.

“A veces el taxista cuando él llama y uno está cerca y puede traerle algo por que ahora mismo no está consiguiendo nada y esta desesperado… Que lo ayuden con lo que se pueda por lo menos que lo saquen de aquí o algo digno", José Tineo amigo taxista

“Ahí es que duerme tirada porque él no tiene donde dormir prácticamente, por favor que me lo ayuden,  que no me lo desamparan” Cristal Reyes amiga

Pese a estar sumido en este estado y sin contar con el apoyo de sus familiares el anhelo del Señor Eddy es poder recuperar su salud y volver a realizar sus labores de taxista.

Para colaborar usted puede comunicarse a los teléfonos 809-610-1206 y 829-730-6610.