Haitianos viven en condiciones Infrahumanas

Ginebra.- La Organización Internacional de Migraciones (OIM) recordó hoy "la urgente necesidad" de que se cierren los 575 campos de desplazados que aún existen en Haití y que las 400,000 personas que viven en ellos, desde el terremoto de 2010, sean trasladadas a viviendas dignas.

El portavoz de OIM, Jean-Philippe Chauzy, señaló en rueda de prensa que la tormenta tropical "Isaac" puso de relieve "la urgente necesidad de cerrar los campos que aún quedan y proporcionar refugio adecuado a las 390.000 personas que viven bajo techos de lona".

Chauzy explicó que las personas más vulnerables de esos recintos para desplazados fueron evacuadas antes de que llegara la tormenta, y que miles fueron trasladadas mientras duró ese fenómeno.

El paso de "Isaac" por Haití el pasado fin de semana causó 19 muertos, tres de ellos menores, y seis desaparecidos, según datos del Gobierno.

"La buena coordinación en la respuesta a la primera tormenta de la estación de los huracanes marcó un nuevo nivel de preparación de las autoridades", señaló Chauzy, que reiteró la necesidad de otorgar viviendas dignas a los residentes de los campos para evitar posibles desastres.