En tanto que la dirigente política Milagros Ortiz Bosch consideró que al abandonar la mesa de las discusiones los partidos de oposición tratan de tumbar las negociaciones.

SANTO DOMINGO.-Mientras la alta dirigencia del partido de Gobierno continúa llamando a la oposición política para que retomen el dialogo a fin de consensuar el proyecto de reforma a la Constitución, tanto el PLD, PRD y Fuerza de Pueblo, se mantienen renuentes a volver a sentarse en la mesa de las negociaciones.

Esto a pesar de las garantías del presidente Abinader, de que no será tocado ningún otro aspecto que no sea la independencia del Ministerio Público.

El juego sigue trancado para el oficialismo que propugna una reforma constitucional.

Los partidos de oposición insiste en que lograr una justicia independiente no es el único objetivo detrás de modificar la ley de leyes.

En ese sentido la dirigente del PRM y directora de Ética e Integridad Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch, dijo que el abandono del dialogo por parte de las organizaciones políticas, representa una caída del proceso de discusión.

Sin embargo, para los partidos del PLD, PRD y Fuerza del Pueblo la propuesta que hace el gobierno de reformas, se puede hacer sin tocar la carta magna.

Aun con los 114 asambleístas con que cuenta el PRM, de un total de 222 legisladores que conforman el Poder Legislativo, no es suficiente para completar las dos terceras partes que se necesita para reformar la Constitución.

En ese sentido, para modificar la Carta Magna se necesita contar con los votos de la oposición.