Agregaron que a esos componentes sociales se suman la corrupción y la impunidad de quienes se dedican a la trata y tráfico ilegal de personas, en los que están involucrados entes de sectores políticos y militares.

Santo Domingo.- La pobreza, la desigualdad social y la discriminación son los principales factores, según la antropóloga Tahira Vargas y el sociólogo Cándido Mercedes, que motivan a los dominicanos a emigrar del país hacia Los Estados Unidos o Puerto Rico, a través de los viajes ilegales.

“Si tienen vaca, casa o motor lo venden para irse porque lo que han visto es que los únicos que logran un cambio social y económicos son los que emigran”, afirmó Vargas.

Al ser entrevistados en el programa El Despertador, manifestaron además que las mujeres son las que ahora se están arriesgando, incluso más que los hombres, a salir del país en busca de ofrecer a sus familias una mejor calidad de vida.

“El 71 por ciento de las mujeres termina el bachillerato y en las universidades el 67% de la matrícula es de las mujeres, sin embargo hay un millón más de empleos que lo ocupan los hombre y eso empuja a la mujer a salir del país”, manifestó Mercedes.

Indicaron que pese a que los viajes en yola y los denominados “machetes” cuestan entre 150 y más de un millón de pesos, sin garantías de llegar al destino final, las personas prefieren emigrar y probar suerte, en vez de emprender en algún negocio en su país.

“Las trabas en el sistema empresarial, el cobro de impuestos evita el emprendimiento, porque al final terminan en la informalidad sin ninguna garantía de crecimiento”, apuntó Vargas.

Agregaron que a esos componentes sociales se suman la corrupción y la impunidad de quienes se dedican a la trata y tráfico ilegal de personas, en los que están involucrados entes de sectores políticos y militares.

“Usted ve que lo apresan y salen de una vez, es por alguna influencia política o militar”, reiteró Vargas.

Al hacer hincapié en la tragedia ocurrida en México, donde un accidente vial cobró la vida de al menos 55 personas entre las que están casi una veintena de dominicanos, en su mayoría de la provincia Peravia, dijeron que con ese suceso quedó evidenciado la corrupción e impunidad que existe en el país en materia del tráfico ilegal de personas, ya que la mayoría viajó con documentos ilegales.

“¿Quiénes hacen esos documentos falsos? ¿Cómo logran venderlos? ¿En cuánto venden ese machete?”, cuestionó la antropóloga Tahira Vargas.