Hablamos de los protagonistas de las defensas de Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa, Conrrado Pittaluga, Andrés Bautista, Tommy Galán y Roberto Rodríguez, los seis acusados que llegan al final del Caso Odebrecht, que inicialmente tenía 14 imputados.

SANTO DOMINGO.- Están desde el día uno en el proceso que se ha extendido por casi cinco años, armados de incidentes, documentaciones y testigos para defender a sus clientes de una cadena de acusaciones que van desde soborno, enriquecimiento ilícito, falsedad y lavado de activos, hasta prevaricación y asociación de malhechores.

Han invertido miles de horas de trabajo, involucrando a numerosos equipos de profesionales, al tiempo que han participado de las kilométricas audiencias del caso, permaneciendo en un careo permanente con el Ministerio Público, tanto en los tribunales como en los medios de comunicación, durante 58 meses.

Hablamos de los protagonistas de las defensas de Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa, Conrrado Pittaluga, Andrés Bautista, Tommy Galán y Roberto Rodríguez, los seis acusados que llegan al final del Caso Odebrecht, que inicialmente tenía 14 imputados.

A pocas horas de conocer el destino jurídico de sus representados con la sentencia del caso, Noticiassin.com conversó con los juristas, excepto con los defensores de Pittaluga con quienes se imposibilitó el contacto, el resto accedió a responder las “5 de 5”, o sea cinco preguntas de los casi cinco años que han estado batallando en dicho proceso.

Pregunta 1: Tras casi cinco años en los tribunales y con un caso de corrupción sin precedentes ¿Cómo valora el proceso?

José Miguel Minier, abogado de Ángel Rondón.

Yo creo que hay que dividir en dos etapas. Primero en la Etapa preparatoria investigativa e intermedia: muy frustrante y decepcionante.

Miguel Valerio, abogado de Víctor Díaz Rúa.

Fue una persecución sesgada y eso lo demuestran los archivos producidos en el mismo.

Carlos Salcedo, abogado de Andrés Bautista.

En la fase de investigación preliminar, medidas de coerción y fase preparatoria o de investigación propiamente dicha, el Ministerio Público realizó un trabajo penoso, subjetivo, sesgado, oportunista, pobre, politiquero y que respondía a una agenda contraria a los fines de la justicia: la búsqueda de la verdad con las debidas garantías para los procesados.

José Ricardo Taveras, abogado de Tommy Galán.

En lo que respecta a este proceso tengo sentimientos encontrados, en términos profesionales ha sido una escuela, un esfuerzo casi sin precedentes en toda mi carrera, y la satisfacción de aquilatar el lujo que se da el país con los interesantes recursos humanos desplegados, tanto por la justicia y el ministerio público, como por las defensas.  Sin embargo, como ciudadano lo asumo con mucho pesar, en mi personal criterio, el Caso Odebrecht, el expediente en sí mismo, no es ni podría serlo en ningún país que respete su Estado de derecho, su contenido es, más bien, un cuerpo de delito en la versión que conocemos hasta hoy.

Claudio Stephen, abogado de Roberto Rodríguez.

En cuanto al tiempo que ha durado el caso, la ley pone un límite de 4 años máximo de duración para que intervenga sentencia definitiva, a menos que la defensa haya sido la causante de la lentitud del proceso, que no fue el caso. De manera que este proceso se excedió y lesionó el derecho fundamental de todos los imputados. En cuanto al caso de corrupción sin precedentes, una verdadera oportunidad perdida por las autoridades de entonces del MP en cuanto a agotar una investigación seria y profunda que permitiera reunir las pruebas y presentar una acusación fuerte.

Pregunta 2: Con una palabra o frase, cómo definirías el caso?

“Un circo de mal gusto”.- José Miguel Minier, abogado de Ángel Rondón.

“Un fraude”.- Miguel Valerio, abogado de Víctor Díaz Rúa.

“Oportunidad perdida del Ministerio Público para darse la credibilidad que no tiene, con una investigación que debió ser seria y objetiva”.- Carlos Salcedo, abogado de Andrés Bautista.

“Un cuerpo de delito, una vergüenza y una oportunidad, para que la tensión que genere el naufragio del expediente termine fortaleciendo las instituciones”.- José Ricardo Taveras, abogado de Tommy Galán.

“Un cúmulo de nubes con truenos y relámpagos pero que al final.... No producen lluvia”.- Claudio Stephen, abogado de Roberto Rodríguez.

Pregunta 3: ¿Cuántas personas trabajaron con usted en la defensa?  Favor de definir cargos, funciones y horas laborales que dedicaron.

José Miguel Minier, abogado de Ángel Rondón.

La cantidad de personas tanto como abogados, paralegales, contables, peritos, etc. No te puedo decir, no los tengo cuantificados.

Pero si te puedo decir que la cantidad que trabajó detrás del telón, no los tres abogados que daban el frente: Ferman Ramos, Emeli Rodríguez y yo, tuvimos un buen apoyo de un gran equipo de trabajo.

Si te puedo decir que si Ángel Rondón tuviera que pagarnos por las horas invertidas en este proceso, debería hacer una recolecta.

Miguel Valerio, abogado de Víctor Díaz Rúa.

En el proceso trabajaron más de siete abogados de esos abogados tres fuimos abogados litigantes y cada quien tenía a su cargo interrogatorios y defensas al fondo la división del trabajo fue la siguiente: Ramón Núñez en teoría probatoria del caso, Laura Rodríguez con la teoría fáctica del caso y yo con la teoría jurídica del caso. Trabajamos más de mil horas.

Carlos Salcedo, abogado de Andrés Bautista.

Carlos Salcedo, jefe del Consejo de Defensa; Antoliano Peralta (hasta su designación como Consultor Jurídico) miembro; Thiaggo Marrero, miembro y parte de mi equipo interno. Jorge López, miembro, entró después de la salida de Antoliano Peralta. Y un equipo mío de soporte, de al menos 3 abogados más y para legales de mi firma de abogados.

Horas trabajadas, más de 7,500  horas de trabajo.

José Ricardo Taveras, abogado de Tommy Galán.

Es preciso destacar que tuve el honor de compartir la defensa con tres brillantes colegas, en una primera etapa con el Dr. Guarionex Ventura, y en una segunda etapa por los Doctores Hirohito Reyes y José Fis Batista.  En total, podríamos contabilizar 21 personas, mal contados:  Seis abogados, tres paralegales, tres auditores, dos tasadores, cuatro auxiliares técnicos y personal de soporte integrado por tres personas.

En cuanto a las horas laborales empleadas, sería difícil de cuantificar, pero sé que me quedaría corto si afirmo que fueron más de 15,000 horas de trabajo, en nuestro caso, muchas de ellas arrancadas a las madrugadas.

Claudio Stephen, abogado de Roberto Rodríguez.

Fuimos un equipo de alrededor de 10 personas que trabajamos el caso, desde abogados hasta financieros. Las horas de trabajo son incontables, solo sé que participamos en más de 100 audiencias.

Pregunta 4: ¿En qué sustentó su defensa?

José Miguel Minier, abogado de Ángel Rondón.

La defensa de Ángel Rondón la podemos definir como una defensa proactiva, por qué proactiva? Porque nosotros en la etapa preparatoria propusimos mucha diligencia procesal para que no llegara a juicio de fondo, para que ni siquiera presentaran acusación. Propusimos mucha diligencia de interrogación de testigos y peritaje, una defensa proactiva

Lo lamentable que el Ministerio Público y no en este caso, no Jean Alan, antes y después sucede lo mismo, que todas las diligencias procesales que un abogado de la defensa solicita no la realizan y hay que recurrir ante un juez de garantía y cuando uno consigue la decisión la desacatan.

Miguel Valerio, abogado de Víctor Díaz Rúa.

La defensa estuvo sustentada en que los hechos no ocurrieron básicamente Marcos Vasconcelos Cruz, fue claro cuando estableció que no le constaba que el ingeniero Víctor Díaz Rúa había recibido sobornos. Adicionalmente, la defensa artículo sus argumentos sobre la invalidez probatoria de las delaciones premiadas la cuales fueron excluidas.

Y finalmente, sustentamos nuestros argumentos en que las declaraciones juradas eran correctas y por ende no hubo incremento patrimonial ilícito, el peritaje realizado por la Procuraduría también fue excluido por no haberse realizado conforme a la ley de la cámara de cuentas.

Carlos Salcedo, abogado de Andrés Bautista.

Se trató de una defensa negativa: los hechos imputados no tienen relevancia penal en cuanto a Andrés Bautista; este no cometió ninguno de los hechos acusados. Además, hicimos una defensa activa, propositiva, dirigida a demostrar que los elementos de pruebas del Ministerio Público eran inservibles, inútiles, irrelevantes e impertinentes, además de ser ilegales y no poder ser incorporados al juicio, por lo que debían ser excluidos, como en efecto logramos, y aún si quedaban algunos elementos no podían ser valorados con fines de condena.

José Ricardo Taveras, abogado de Tommy Galán.

La defensa debe ser sustentada en consonancia al presupuesto fáctico y legal de la acusación, tanto en los factores que inciden en el proceso, como en los factores exógenos que siempre inciden en este tipo de casos, en los que hay un juicio en el tribunal y otro fuera, no menos importante.  En el presente caso, la teoría del ministerio público planteó una acusación de soborno, falsedad, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Toda la estrategia de defensa tenía un eje transversal:  En primer término, demostrar la desvinculación total de nuestro cliente con los hechos sometidos a juicio, develar el entorno de falsedades, manipulación y pobreza del acervo probatorio, y desde todo ello, demostrar que el expediente constituye un cuerpo de delito, totalmente enajenado del propósito de hacerlo inexpugnable en el marco del Estado de derecho y del debido proceso, articulado desde un marco acusatorio en el que se destaca el dolo procesal, la falsedad y la manipulación de la opinión pública como mecanismo de presión sobre el sistema de justicia.

Claudio Stephen, abogado de Roberto Rodríguez.

La defensa se sustentó en que el caso estaba prescrito por haber transcurrido más de 10 años desde la supuesta ocurrencia del hecho. Además demostramos que el entonces Director de INAPA no fue quién decidió la adjudicación de la obrs6del ALINO a Odebrecht, sino una comisión de asesores hidráulicos del Poder Ejecutivo, por tanto no era la persona o funcionario apetecible para sobornar.

No hubo aumento patrimonial de 2000 a 2004. Además calculamos todos los salarios e ingresos de Roberto Rodríguez, las ventas de sus activos y todo su patrimonio fue debidamente justificado.

Pregunta 5: ¿Cuáles son sus expectativas para este jueves?

José Miguel Minier, abogado de Ángel Rondón.

Ese tribunal sólo tiene una manera de fallar y solamente tiene un camino que es con base al derecho y la norma sustantiva y aditiva y con base a esa norma y a lo que esas tres juezas vieron el plenario que no hay ninguna prueba directa, indirecta, ni de video, ni pericial y referencial de que Ángel Rondón cometió soborno ni lavado activo, lo único que podemos esperar es la absolución.

Hay otra forma de fallar, pero no es con base al derecho, sino apoyada en la presión social, mediática y de juicios paralelos y eso no es derecho y por eso me imagino que a las tres de la tarde ya se tendrá una decisión

Miguel Valerio, abogado de Víctor Díaz Rúa.

El ingeniero Víctor Díaz Rúa debería ser absuelto de todos los cargos imputados, esa es nuestra expectativa.

Carlos Salcedo, abogado de Andrés Bautista.

Ante la falta de fundamento de la acusación y hasta la deslealtad del Ministerio Público, al querer introducir al final del juicio elementos no contenidos en la acusación, por desesperación, ante el hundimiento del barco acusatorio, deberá producirse la absolución y descargo de Andrés Bautista.

José Ricardo Taveras, abogado de Tommy Galán.

Estamos frente a uno de los tribunales de mayor prestigio del país, honesto, académicamente muy bien formado, precedido por una impronta en la que se destaca su indeclinable apego al Estado de derecho, me siento confiado en que, aunque duela, harán un aporte histórico, para que nunca más el sistema de justicia sea instrumentalizado para apagar fuegos a la política o para la procuración del aplauso, por el peligro que ello implica para la confianza pública y la estabilidad de las instituciones democráticas.

En cuanto a nuestro cliente, estamos absolutamente confiados en que será absuelto, sólo el miedo irresponsable puede deparar una suerte diferente, por lo que sabemos, ese tribunal está exento de ese tipo de debilidades de carácter.

Claudio Stephen, abogado de Roberto Rodríguez.

Nuestras expectativas son que se dicte Sentencia Absolutoria a favor de nuestro defendido.

No se pierda nuestra cobertura especial del fallo del caso Odebrecht, hoy a las 3:00 PM, con Alicia Ortega y el equipo completo de SIN.