El diputado sostuvo que fueron agredidos y atropellados por la Policía Nacional "simple y llanamente por luchar por la libertad de los trabajadores".

SANTO DOMINGO.- Con bombas lacrimógenas fue detenida la marcha que tenía el diputado Pedro Botello en demanda de la entrega del 30 por ciento de los fondos de pensiones, en momentos en que el presidente Luis Abinader pronunciaba su discurso en el Congreso.

Previo a la llegada del mandatario a la sede legislativa, decenas de simpatizantes se manifestaban en las inmediaciones manifestando su apoyo a la actual gestión gubernamental.

Al asegurar que no podía ver por la bomba lacrimógena y el gas pimienta que lanzaron los agentes policiales para impedir el paso de los manifestantes que iban rumbo al Congreso, Pedro Botello manifestó que su meta era solo mostrarle al presidente Abinader su propuesta para que sea entregado al menos el 30 por ciento de los Fondos de Pensiones.

Luego del incidente con los agentes que inició en la avenida 27 de Febrero esquina Jiménez Moya, los manifestantes fueron apedreados desde un edificio ubicado próximo a la José Contreras y por las que un policía resultó herido.

Allí fueron apresadas tres personas que supuestamente realizaron la acción.

Este cordón de seguridad fue hecho por los agentes policiales para evitar que las personas que marcharon en reclamo de la entrega de los fondos llegaran hasta las inmediaciones del Congreso.

Antes de la llegada de Abinader decenas de residentes de diversas demarcaciones de la capital acudieron hasta la avenida Independencia para manifestar su apoyo a la gestión del mandatario y expresar su deseo de que permanezca un periodo más.

Tanto las personas que se encontraban en la manifestación como aquellos que favorecen la actual gestión de gobierno partieron del lugar cuando Abinader estaba pronunciando su discurso.

"Esto es un atentando, es inadmisible que el gobierno haya traído cientos de seguidores para que a los trabajadores no se le permita llegar al Congreso", manifestó Botello.