A pesar de estar marcada para toda la vida, la joven narró que la única diferencia es su físico, pero su autoestima es “alta”. 

SANTO DOMINGO.-Dice que la pena máxima para sus atacantes no compensa la muerte en vida, que según la joven Yocairi Amarante, resultó cuando le echaron ácido del diablo. Sin embargo, Yocairi expresó que su mayor preocupación es que económicamente se sostiene con la ayuda de su madre y amistades para sustentar a su hija de tres años.

“Ahora mismo yo no estoy trabajando... porque no podía continuar, me estoy mantenido porque mi mamá me ayuda y mi familia, pero no estoy trabajando”, dijo Amarante a Noticias SIN en exclusiva.

“Las amistades me ayudan con 'alguito' y yo con eso trato, en lo que la niña necesite comprárselo y mis gastos”, agregó.

P: ¿No percibes ayuda del Estado o de alguna institución? 

R: “No tengo ningún tipo de ayuda, solamente el presidente y la primera dama me están ayudando con las operaciones”.

A pesar de estar marcada para toda la vida, la joven narró que la única diferencia es su físico, pero su autoestima es “alta”.