La decisión del órgano regulador de las compras públicas expresa que la misma es hasta tanto el Ministerio de Educación dé respuesta al recurso de impugnación presentado por Editorial Actualidad Escolar.

SANTO DOMINGO.- La suspensión por parte de Compras y Contrataciones de un contrato por 2 mil 500 millones de pesos que había suscrito el Ministerio de Educación con varias editoras para la adquisición de libros para el año escolar 2022-2023, generó reacciones de legisladores que piden que se llegue a un acuerdo que no afecte a los estudiantes quienes tendrán que volver a las aulas en el mes de agosto.

El Ministerio de Educación, mediante su Comité de Compras y Contrataciones, aseguró este jueves que el proceso para la adquisición de libros de textos para el nivel secundario en formato digital se realizó con estricto apego a las leyes y que dicho acuerdo le ahorró al Estado más de 667 millones de pesos.

La decisión del órgano regulador de las compras públicas expresa que la misma es hasta tanto el Ministerio de Educación dé respuesta al recurso de impugnación presentado por Editorial Actualidad Escolar, que denunció que el Minerd adjudicó lotes a empresas que hicieron las ofertas más altas.