A una semana de la transición gubernamental, la liquidación por un monto superior a los tres millones de pesos del asistente administrativo del director de Aduanas, generó malestar entre dirigentes de oposición y activistas sociales.

SANTO DOMINGO.- A una semana de la transición gubernamental, la liquidación por un monto superior a los tres millones de pesos del asistente administrativo del director de Aduanas, generó malestar entre dirigentes de oposición y activistas sociales.  


De su lado, la institución salió al frente y defendió la

acción asegurando que está dentro del marco legal.  


El avispero se generó con la circulación de este documento en redes sociales; indica la efectividad de la liquidación de Guarocuya Francisco Batista en fecha 31 de julio por un monto aproximado de 4 millones de pesos.   



De acuerdo al escrito, Batista laboró en Aduanas durante

3 años, 11 meses y 15 días como asistente administrativo del director de la

entidad, Enrique Ramírez.  


Para los entrevistados surge el temor de que este tipo de

acciones que consideran apresuradas se estén dando en otras entidades

gubernamentales, en ese sentido exhortan a las autoridades entrantes a realizar

un monitoreo. 


Mientras, Lissette Selman, gerente de comunicaciones de

Aduanas dijo que preparan un soporte documental al respecto.  


Guarocuya Batista es uno de los más de 5000 empleados que

figuraba en la nómina de la Dirección General de Aduanas y devengaba un salario

mensual de 298 mil 856 pesos, es decir, un día de trabajo le era remunerado a

13 mil 700 pesos. 


Según detalló Selman, aunque la liquidación de Guarocuya

Batista se hizo efectiva el viernes 31 de julio, éste sigue asistiendo a la

institución encargada de los procesos de entrada y salida de mercancía al

país.