Nancy Yocasta aseguró que el detenido Julio César Ibert Jiménez (Kendri) es inocente y lo están confundiendo con su hermano.

Santo Domingo.- “Mi hijo me tachó de traicionera”, expresó este lunes Nancy Yocasta Jiménez, madre de los dos imputados en la muerte de Dabel Zapata, quienes llevan el mismo nombre.

Jiménez aseguró que el detenido Julio César Ibert Jiménez (Kendri) es inocente y lo están confundiendo con su hermano, quien se dio a la fuga.

“A mi hijo lo iba a entregar junto a su padre, el sacerdote y otra persona de la iglesia, un grupo iba a participar en la entrega a las autoridades, pero él salió corriendo”, aseveró.

Arrodillada en uno de los pasillos del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, Yocasta Jiménez, pidió que se esclarezca el caso. “Quiero que me entreguen a mi hijo, (refiriéndose a Kendri) porque no es justo que pague por algo que no cometió”, dijo.