Después de una intensa sequía en todo el noroeste del país las lluvias empezaron a caer lo que abre la esperanza de ganaderos que están perdiendo sus reces debido a la fuerte sequía que se mantuvo durante muchos meses.

Dajabón.- Después de una intensa sequía en todo el noroeste del país las lluvias empezaron a caer lo que abre la esperanza de ganaderos que están perdiendo sus reces debido a la fuerte sequía que se mantuvo durante muchos meses.

Los residentes de la zona agradecieron a Dios  porque estaban pasando por momentos muy difíciles.

https://www.youtube.com/watch?v=y3swx8GpY_A&feature=youtu.be