Más de cinco comunidades de Sábana Perdida han quedado casi sepultadas en las aguas, tras la crecida del río Ozama por los efectos del huracán Matthew.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  Más de cinco comunidades de Sábana Perdida permanecen  casi sepultadas en aguas, tras la crecida del río Ozama por los efectos del Huracán Matthew, por lo que más de 600 familias están viviendo a la intemperie desde que se intensificaron las lluvias.

El panorama es desolador, barrios como brizas del Ozama segundo, popularmente las cucarachas, los coordinadores, milloncito segundo, la Pipiota, Villa Verde y todos aquellos que colindan con el río Ozama, en sábana Perdida quedaron inundados por el afluente.

El cajón de una nevera, es el bote improvisado que usan para desplazarse.

Debido a las circunstancias, algunos los afectados se lanzaron a las calles y prendieron gomas en demanda de que el gobierno los auxilien.