Dijo que solo por el hecho de que estaba en discusión es un agravante inaceptable y que haya procedido en caso especifico por el senador de La Vega, Ramón Rogelio Genao, quien ha tenido más de cuatro periodo siendo congresista.

SANTO DOMINGO.- Aunque algunos congresistas aclararon que no es cierto que en el proyecto de ley del Código Penal se redujera la pena por violación sexual, la coordinadora del Centro de Estudios de Género del INTEC, Lourdes Contreras calificó como "horroroso", solo el intento de que se pretendía reducir de uno a cuatro años de cárcel cuando la pena es 10 a 15 años.

"Que bueno que lo van a echar para atrás, piensan que las mujeres somos objetos sexuales que pueden ser utilizados por varones para violar a sus parejas, eso no está diciendo que estamos hablando de personas que no tienen competencia para estas funciones", expresó Contreras en la entrevista central de El Despertador.

Dijo que solo por el hecho de que estaba en discusión es un agravante inaceptable y que haya procedido en caso especifico por el senador de La Vega, Ramón Rogelio Genao, quien ha tenido más de cuatro periodo siendo congresista.

Contreras manifestó que eso dice que personas que piensan así definitivamente son incompetentes para esos cargos, "lo real sería que el pueblo de La Vega se expresara diciendo que usted nos no está representando con esa posición".

"En primer lugar frente a los temas de derechos fundamentales , las legislaciones nunca pueden regresivas, es decir echar para atrás los logros y conquistas que los pueblos han desarrollado, no pueden echarse hacia atrás frente a un momento determinado en que se quiera hacer una modificación", sostuvo.

Dijo que las modificaciones deben ser para favorecer  a las personas que han sido víctimas, y que la ley 24-97 que forma parte del Código Penal dominicana del año 97, la violación sexual en el matrimonio está tipificada como delito con penas que van desde 4 a 10 años, según los agravantes que han sido detectados.

Resaltó que la Comisión Bicameral que estudia el proyecto también ha cometido otros errores graves como es la discriminación por orientación sexual.