SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Madeline Bernard, viuda del coronel José Amado González y González, rompió en llanto al testificar en el juicio contra los supuestos sicarios vinculados a Figueroa Agosto, quien ordenó la muerte de su esposo.

Bernard expresó ante el tribunal que la noche en que mataron a González y González, el ex coronel se detuvo en una calle (que desconoce su nombre) a conversar con un militar, que no indicó su nombre, que al parecer eran amigos.

[flv:http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2011/09/CARA-A-CARA-HIST-IN.flv 500 295]

Dijo que la noche del 24 de diciembre 2009 cuando se dirigían a su apartamento en la Torre Serena de la Avenida Anacaona un vehículo impactó contra el de ellos, el cual no pudo identificar.

Antes del hecho, asegura, venían de regreso del salón y al llegar a la entrada del parqueo fueron interceptados por los que mataron al oficial.

A los imputados se les vincula con el asesinato de José Gabriel Castillo (conocido como Alex el pelotero), Omar Ramón Antigua Polanco y Rubén Soto Hayet. A todos los relacionan con la red del  presunto narcotraficante puertorriqueño José David Figueroa Agosto.