Nuria Javier, "a mucho orgullo" exclamó que es la madre del encartado Rolando Felix, quien vino a República Dominicana con un préstamo de cien millones de pesos a trabajar "para los pobres", afirmó la señora.

SANTIAGO.- "Indignada", la madre de uno de los implicados en el caso FM, explotó ante las cámaras de la prensa luego de conocer que el tribunal impuso tres meses de prisión preventiva en contra de su hijo.

Nuria Javier, "a mucho orgullo" exclamó que es la madre del encartado Rolando Reyes, quien vino a República Dominicana con un préstamo de cien millones de pesos a trabajar "para los pobres", afirmó la señora.

¿Usted cree que a un delincuente le prestan esa cantidad de dinero, en Estados Unidos y aquí en este país? cuestionó ante los periodistas, y reiteró que su hijo vino a trabajar por este país.

Se quejó de que a los verdaderos delincuentes no le dan cárcel, mientras que a su hijo, de quien defendió de forma enérgica su inocencia, le dieron tres meses de prisión preventiva.

"Mi hijo es americano, ni siquiera es de aquí, vino a trabajar de manera legal con todos los documentos en sus manos".

Reyes, quien de acuerdo con su madre tiene un negocio de car wash en Estados Unidos, también estaba trabajando en un proyecto de apartamentos en Punta Cana.

Este lunes  la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste impuso entre seis y tres meses de prisión preventiva como medidas de coerción contra la ex diputada Gladys Azcona y ex director regional de Migración, Juan Isidro Pérez, implicados junto a cinco personas más en la presunta red internacional de tráfico de drogas y lavados de activos en el denominado por la Procuraduría General de la República como el caso FM, en el que se encuentra implicado el citado Rolando Reyes.

El grupo fue arrestado en la citada operación del Ministerio Público encabezada por la Dirección General de Persecución y la Procuraduría Especializada de Antilavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo.

La operación incluyó allanamientos en Santiago, Santo Domingo y Punta Cana, en los que los fiscales actuantes ocuparon más de un millón de dólares y 760 mil pesos, así como 13 vehículos, incluyendo uno marca Ferrari y dos Porsche.

El Caso FM está vinculado a una red internacional dedicada al lavado de activos provenientes del narcotráfico a la que en agosto de 2020 se le ocupó unos 4.3 millones de dólares traídos a República Dominicana en bocinas.

Unos 15 fiscales y 145 miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y otros organismos de seguridad del Estado dominicano estuvieron a cargo de la operación que contó con la cooperación internacional de la HSI (Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional) de Estados Unidos.