Por otra parte, ACOFAVE solicita que una vez se identifique los vehículos, se proceda con su inmediata repatriación, para que no ingresen al país.

SANTO DOMINGO.- La Asociación de Concesionarios de Fabricantes de Vehículos (ACOFAVE), ha expresado su preocupación por la entrada al país de vehículos robados en el exterior para ser comercializados.

Según los representantes del sector, esta práctica que se estaría desarrollando en el territorio nacional, pudiera ocultar un problema de trasfondo ligado al financiamiento de otras acciones delictivas penadas por la ley.

“El robo de vehículos para ser importados y vendidos en el país, es un problema sustancial. A menudo se trafica con estos vehículos robados para cometer lavado de activos, así como financiar y llevar a cabo actividades como tráfico de estupefacientes, armas o personas, y terrorismo internacional, tipificados en la Leyes 155-17 y 267 08”, señala Pascal Peña Pérez, director ejecutivo de la asociación.

ACOFAVE llama al gobierno a accionar medidas concretas, a través de la Autoridad Portuaria, la Dirección General de Aduanas y la Policía Nacional para combatir estos delitos y perseguir en el país, a quienes serían parte de este entramado criminal.

Por otra parte, ACOFAVE solicita que una vez se identifique los vehículos, se proceda con su inmediata repatriación, para que no ingresen al país.

“Reconocemos el valioso trabajo que han estado realizando las autoridades competentes en materias de puertos y aduanas en el país, encabezadas por el compromiso con el Estado que tienen sus nuevos incumbentes. Exhortamos que, como parte de este esfuerzo, Autoridad Portuaria y la DGA pongan en conocimiento inmediato a la Policía Nacional y al Ministerio Público, para que proceda con la investigación y persecución de aquellas personas que importan estos vehículos para que puedan ser sancionados”.

En adición, ACOFAVE pide a la Dirección General de Aduanas reportar a la Dirección General de Compras Públicas (DGCP) las personas físicas y jurídicas que están en investigación por estos hechos, de forma que la DGCP pueda evitar que estos vehículos sean vendidos a instituciones públicas del Estado.

Por último, ACOFAVE se solidariza con todas aquellas personas que han sido engañadas al comprar vehículos robados y les exhorta a denunciar a estos importadores fraudulentos.