"Hoy se marca un hito en el camino hacia el fin de la impunidad, el ex Procurador Jean Alain Rodríguez tendrá mucho que responder ante un tribunal y, con él, otras personas vinculadas a hechos de corrupción que dañaron las posibilidades de bienestar en nuestro pueblo".

SANTO DOMNGO.-El Movimiento Marcha Verde el cual se manifiesta en contra de la corrupción e impunidad en los casos que han existido irregularidades en la administración gubernamental, reacciona ante el apresamiento del ex procurador, Jean Alain Rodríguez.

De acuerdo al movimiento, hoy se marca un hito en el camino hacia el fin de la impunidad ya que Jean Alain tendrá que responder ante el tribunal y también los demás implicados en hechos de corrupción.

Marcha Verde dice que seguirá vigilante conformando la red ciudadana de seguimiento a los casos de corrupción. "Sabemos que el Ministerio Público actual respetará el debido proceso en la Operación Medusa, tal como lo ha hecho en las operaciones Pulpo, Calamar, Coral, 13 y en todas las que ha puesto en marcha hasta hoy".

Esto es lo que dice el documento íntegro:

Hoy se marca un hito en el camino hacia el fin de la impunidad, el ex Procurador Jean Alain Rodríguez tendrá mucho que responder ante un tribunal y, con él, otras personas vinculadas a hechos de corrupción que dañaron las posibilidades de bienestar en nuestro pueblo.

Con el anuncio realizado por el Ministerio Público dando inicio a la Operación Medusa, en Marcha Verde recordamos que en varias ocasiones el exprocurador se negó a recibir las solicitudes para que fueran investigadas denuncias de corrupción, incluso hubo que recurrir al montaje de un campamento permanente frente a la Procuraduría General de la República (PGR).  De hecho, durante aquella gestión nunca fueron acogidos los reclamos de justicia; por el contrario, todo indicaba que se procuraba más impunidad.

Marcha Verde sigue vigilante conformando la red ciudadana de seguimiento a los casos de corrupción. Sabemos que el Ministerio Público actual respetará el debido proceso en la Operación Medusa, tal como lo ha hecho en las operaciones Pulpo, Calamar, Coral, 13 y en todas las que ha puesto en marcha hasta hoy.

Impartir justicia y procurar cero impunidad trasciende los límites personales, grupales y partidarios; lo que está en juego es la salud moral, ética y jurídica de toda la nación. Hoy expresamos nuestra alegría, porque más allá de que tales o cuales personas estén apresadas, sometidas o en proceso de investigación por sus malas acciones, lo más relevante es que el país ha comenzado a transitar una ruta más clara para establecer un régimen de consecuencias ante los actos de corrupción que por mucho tiempo han quedado impunes.

Reiteramos nuestro respaldo al Ministerio Público conducido por la Procuradora General de la República Magistrada Miriam Germán; la Magistrada Yeni Berenice, Directora de Persecución; el Magistrado Wilson Camacho, procurador adjunto Director de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), así como a todo el equipo de fiscales que trabajan para esas instancias.  Han tomado el camino más esperado por nuestro pueblo para poner fin a la impunidad. Lo más importante es que lo están haciendo sin vacas sagradas y caiga a quien caiga.

Nuestro pueblo anhelaba un Ministerio Público diligente ante las denuncias de corrupción, porque sin justicia no hay democracia.  Saludamos que la población decida respaldar desde sus hogares, desde las calles, desde cualquier lugar al Ministerio Público en su lucha, que es nuestra lucha, contra la corrupción y la impunidad.