SANTIAGO, República Dominicana.- El comunicador y abogado Marcos Martínez, con una cachucha puesta del canal donde laboró por más de un año explicó que las presiones del estado y el interés económico provocaron su salida del canal super TV 55, donde conducía un programa de comentarios en horario matinal.

Martínez negó que el propietario del canal Adalberto De León haya decidido excluir el programa de la planta televisora por incumplimiento laboral como expuso éste.

El comentarista de televisión apuntó que en la próxima semana presentará otras documentaciones de irregularidades que envuelve a la primera dama y candidata vicepresidencial del Partido de la Liberación Dominicana.