SANTIAGO, República Dominicana.- El comunicador Marcos Martínez cumplió su palabra y no asistió este viernes ante la Fiscalía de Santiago, donde sería interrogado en relación a la demanda por falsificación de documentos que sometió en su contra la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández.

Martínez se quedó en su casa por alegado temor a ser apresado por el Ministerio Público.

En representación del comunicador acudieron sus abogados.