Industria textil (Archivo)

SANTO DOMINGO, República Dominicana .- Unos 200 micro y pequeños empresarios en el área de textiles demandaron ser incluidos en el reparto de la confección de uniformes de instituciones estatales, de lo contrario dijeron que se verán forzados a cerrar sus negocios y dejar sin empleos a decenas de miles de empleados.

Los textileros solicitaron que se cumpla lo dispuesto por el presidente Danilo Medina en cuanto a la asignación de un 20% de la producción de uniformes a través del Instituto Nacional de la Aguja, para las Pymes que nos estén formalizadas.

“Nosotros Hemos licitados para los contratos de los uniformes escolares y nunca nos han llamado. Lo que sí se nos han acercados son desaprensivos que nos ofrecen el ensamblaje de los uniformes y eso no nos conviene

Del mismo modo, el vocero de este amplio grupo de pequeños productores de prendas de vestir acusó a los grandes textileros de constituir compañías pequeñas para competir dentro de ese 20% asignados para las empresas no formalizadas.

“Mi empresa nunca ha sido tomada en cuenta, aunque sabemos que hay una partida que el Presidente dispuso para que nosotros la manejemos, pero la institución que está llamada a venir en auxilio de nosotros, en este momento la única respuesta que nos ha dado es la espalda. La señora encargada de Instituto Nacional de la Aguja (INAGUJA) sólo hace ofrecimiento que nunca se materializan”, sostuvo Ramón Pérez, dueño de maquila.

Estos generadores de productos de tela esperan una respuesta del Poder Ejecutivo para esclarecer su futuro a lo interno del mercado local, ya que según expresaron solo se están beneficiando un grupo a través de las licitaciones.

“Si los incentivos llegarán a nosotros, los pequeños y medianos textileros se mejoraría la realidad de más de 200 empresas que están al borde de la quiebra. Por ejemplo esta empresa tiene una capacidad de producir unas tres mil piezas semanales. Con los incentivos podríamos duplicar esa cantidad”, indicó Roberto Vásquez, pequeño empresario de textiles.

En tanto, los trabajadores del hilo y la aguja confiaron en que sus reclamos serán escuchados por el presidente Medina y que este mediará para que sean incluidos en estas las políticas de incentivo a los sectores productivos.